Toda empresa dedicada a la fabricación o comercialización de bienes, llega a presentar problemas en sus inventarios por obsolescencia, daños físicos, caducidad del producto.

El avance vertiginoso de la tecnología hace que muchos de los activos fijos de las empresas devengan en obsoletos mucho antes de que se haya terminado su depreciación, tal es el caso de los equipos computarizados que cada vez son más sofisticados y permiten un mayor volumen de producción con menores gastos de energía, mano de obra, etc

Contamos con equipos especializados y sistemas de seguridad que garantizan que el proceso de destrucción se efectúe de acuerdo a los requerimientos de nuestros clientes y a los más altos estándares.

Destruye los activos sin valor

Todos los activos depreciados o sin valor total.